Rincones de la Comarca

RUTAS POR BENAVENTE Y LOS VALLES

La comarca natural de "Benavente y Los Valles" ocupa gran parte del noreste de la provincia de Zamora. Recibe esta denominación por la importancia que tienen en esta zona los valles fluviales, fertilizados por los ríos: Tera, Órbigo, Esla, Eria y Cea. Esta tupida red fluvial que discurre entre llanuras aluviales, vegas, riberas y terrazas, viene a hacer de la comarca un abreviado paraíso.

Mapa de las Rutas Turísticas

RUTA DEL VALLE DEL TERA

El curso bajo el río Tera, ofrece gran belleza y cuenta con hermosos parajes para pasear y disfrutar del aire libre. En su paisaje de ribera predominan plantaciones de chopos junto a la vegetación característica del llamado bosque de galería, formada por álamos, sauces y alisos. En las orillas del río aparecen especies arbustivas propias de lugares húmedos como junqueras, paleras y mimbreras. Como contraste en las zonas altas de sus terrazas fluviales el paisaje es totalmente diferente, integrado aquí por una vegetación de dehesa en la que predominan el encinar, el sotobosque y el monte bajo. El valle reúne grandes potenciales para el desarrollo de las prácticas deportivas y actividades de ocio al aire libre.

Santa Marta de Tera
Su Iglesia constituye una auténtica joya del arte románico. Son de destacar sus portadas, sobre todo la del mediodía flanqueada por dos bellas esculturas, destacando el Santiago Peregrino. El interior es de reseñar la fina labra de sus capiteles.

Camarzana de Tera
Se pueden visitar algunas salas etnográficas con útiles y aperos característicos de la zona. En las inmediaciones del puente que une esta localidad con la vecina de Pumarejo, se encuentra una ciudad playa fluvial equipada con las instalaciones básicas y en la que se puede disfrutar de las cristalinas aguas del Tera.

Pumarejo de Tera
Su Iglesia de Santiago, proyectada por el arquitecto Miguel Fisac, es un buen ejemplo de la integración de la arquitectura contemporánea en el medio rural.

Melgar de Tera
Iglesia de San Pedro y San Pablo. Antiguo molino harinero de los llamados "maquileros", con tres muelas.

Abraveses de Tera
Iglesia de Santiago Apóstol. Santuario de Nuestra Señora de la Encina, en torno al cual se celebra una de las romerías más renombradas del valle.

Micereces de Tera
El turismo estival de la comarca, tiene aquí uno de sus habituales puntos de encuentro.

Santibáñez de Tera
Es una de las localidades más pobladas e importantes de este valle, donde mejor se puede apreciar los atractivos naturales y su personalidad. Existen unas antiguas bodegas conocidas como el Bayon y en la actualidad en desuso, de unas dimensiones extraordinarias y considerada de las más grandes del país.

 

RUTA DEL VALLE DE VIDRIALES Y DEL ERIA

Esta zona conjuga los atractivos paisajísticos con un interesante patrimonio arqueológico. Está delimitada al norte y al este por la sierra de Carpurias, que viene a dividir el valle de Vidriales y la vega del río Eria. Vidriales se halla recorrido por el Arroyo del Almucera, que viene a suponer un hilo de verdor a cuyos márgenes se asientan muchas de las poblaciones del valle. Predomina la vegetación del sotobosque y monte bajo, con variedad de plantas aromáticas como la jara, tomillo y lavanda.

Quiruelas de Vidriales
Es una de las localidades mayores del valle y en particular de su zona sur.

Brime de Urz
Iglesia y Ermita de San Esteban, en el teso de su nombre se encuentran varios lugares de interés arqueológico (castro, sepulturas e industria del vidrio). Se puede muy bien decir que es el centro vitivinícola del valle.

Granucillo
Posee uno de los conjuntos de dólmenes más interesantes de la región. En las inmediaciones se puede contemplar la cerca de un antiguo castillo.

Grijalba de Vidriales
Su Iglesia parroquial está cubierta por una sobresaliente armadura o artesonado de tradición mudéjar. Retablo del XVIII que acusa influencia clásica diferenciada.

Bercianos
Iglesia de la Visitación con magnífico retablo de notable talla e influencia italianizante de la escuela de Gaspar Becerra. Restos de un interesante artesonado se aprecian en la cubierta del coro.

Rosinos de Vidriales
En las inmediaciones de esta localidad y junto al Santuario de Nuestra Señora del Campo, patrona de buena parte de los pueblos del Valle, se encuentra el área campamental romana de Pentavonium.

Santibáñez de Vidriales
Es tradicionalmente el centro social y económico del Valle. En esta localidad se proyecta un moderno Centro de Interpretación, donde exponer los materiales arqueológicos de la zona. En el pasado fue un importante centro artesanal y hasta hace muy poco conocido y renombrado por sus bellas alfombras de nudo español.

San Pedro de la Viña
En esta localidad podemos acercarnos a la fuente romana de Cealea, un testimonio significativo de la presencia romana en la zona y de la pervivencia durante muchos siglos de estas pequeñas pero utilísimas construcciones.

Ayoó de Vidriales y Congosta
En Ayoó se encuentra la Iglesia de San Salvador que es la mejor muestra renacentista del valle. Es de recomendar un recorrido por la zona de las presas (Mildedos y Congosta). Es éste un espacio natural con adecuación de zonas recreativas y caminos para la práctica del senderismo.

Fuente Encalada
Su Iglesia parroquial presenta una interesante puerta con apostolado.

Alcubilla de Nogales
Iglesia de San Verísimo. Esta población tuvo una estrecha vinculación con el cercano Monasterio de Nogales (a 1 km.), del que restan algunos paredones.

Arrabalde
Castro perteneciente a la Edad del Hierro y conocido como Las Labradas, donde fue localizado un espléndido tesoro, representativo de la orfebrería celtibérica. Dolmen del Casetón de los Moros.

Morales del Rey
Dolmen llamado del Tesoro, es una muestra del megalitismo y del mundo neolítico en la comarca.

 

RUTA DEL CISTER

Localidades situadas en la margen izquierda del Esla y en la antigua calzada de La Plata. Es este un espacio influenciado por su proximidad al centro monástico y colonizador que supuso Moreruela y por otro vinculado al territorio jurisdiccional del Condado de Benavente. El paisaje muestra a cada uno de los lados de la carretera el contraste de la vega fecunda y las tierras de labranza.

Barcial del Barco
Iglesia de Santa Marina, con una curiosa torre octogonal, obra del siglo XVIII. Alberga en su interior tablas del S. XVI, la vida de Santa Marina y San Ildefonso.

Villaveza del Agua
Iglesia de San Salvador. Retablo del Cristo de los Afligidos.

Santovenia del Esla
Iglesia con cúpula de media naranja y rosetones. Imagen de Nuestra Señora del Tovar.

Bretó de la Rivera
Su Iglesia Parroquial es casi un pequeño museo, en el que destacan entre la nervadura de su bóveda pinturas de los Apóstoles. Desde esta población se obtiene una buena perspectiva de la vega del Esla, a cuyas orillas existían varios pisones y aceñas, además de cañales para la pesca. En el lugar conocido como el Priorato del Hoyo, habitaban los religiosos que atendían la molienda, aún se puede contemplar el antiguo molino y las desoladas ruinas del viejo caserón conventual. A partir de aquí, el río, encaja su cauce, entre los Montes Negros y en dirección al Puente de Quintos, en cuyas inmediaciones se encuentra la Ermita de la Pedrera.

Granja de Moreruela: Impresionante el Monasterio de Moreruela del siglo XII perteneciente al románico cirtesciense.

 

RUTA DEL VALLE DE VALVERDE

El valle está definido por el arroyo del Castrón que atraviesa este territorio para desembocar en el río Tera. Características del valle y siguiendo un modelo reiterado, son sus pequeñas iglesias rurales, que destacan del resto de las construcciones por sus sencillas espadañas.

Navianos de Valverde
En su Santuario de Nuestra Señora del Carmen se celebra una de las más concurridas y tradicionales romerías del Valle.

San Pedro de Zamudia
Localidad en la que estuvo asentado un importante monasterio durante la repoblación mozárabe. Iglesia Parroquial de San Pedro y San Pablo. Su portada del mediodía corresponde al gótico isabelino.

Otras localidades de este valle que atravesamos en nuestra ruta son: Santa María de Valverde y Morales de Valverde.

Ya en la zona oeste del valle y en los límites con la Sierra de la Culebra, nos encontramos con interesantes localidades como: Villanueva del Peras y Litos.

Otero de Bodas: Iglesia de Santiago, presenta elementos arquitectónicos del S. XII, combinados con otros más tardíos de los siglos XV y XVI.

RIBERAS DEL ESLA Y DEL CEA

La importancia estratégica del lugar viene establecida desde la antigüedad de cara al paso del río Esla y el acceso a las comarcas del Cea, ya que en sus tierras confluyen ambos cauces. La zona tuvo un importante papel durante los periodos de romanización y repoblación medieval, como demuestran los importantes yacimientos arqueológicos y despoblados localizados. En nuestra ruta atravesamos una serie de localidades situadas a los márgenes del Esla.

Castrogonzalo
En su Iglesia parroquial dedicada al Arcángel San Miguel, se encuentra un retablo del S. XVI, procedente del desaparecido templo de Santo Tomás. Trasladado hace algunos años a su actual emplazamiento, en su banco y calles exteriores se recogen veintidós tallas, mientras que el resto del conjunto está formado por catorce tablas alusivas en su mayor parte a la vida de la Virgen.

Fuentes de Ropel
Iglesia de San Pedro Apóstol, con poderosa torre de piedra y en su interior capillas como la del Cristo de las Indias o de los Cepeda.

San Cristóbal de Entreviñas
Su Iglesia Parroquial alberga un notable artesonado de tradición morisca y un retablo barroco del S. XVII de buena factura aunque sin dorar.

Santa Colomba de las Carabias
Iglesia de San Juan Bautista. En su capilla mayor y bajo un magnífico artesonado mudéjar, digno de admiración y que constituye una de las mejores obras artísticas de la comarca, se encuentra un interesante altar barroco.

Matilla de Arzón
Posee uno de los escasos ejemplos en la zona de rollos o picotas jurisdiccionales. Iglesia del Salvador.

 

RUTA DE LAS BODEGAS

Las bodegas son los principales testigos de la tradición vitivinícola de la comarca. Aprovechando pequeños promontorios de materiales arcillosos y en lugares muy alejados del caserío se enclavan estas cuevas artificiales, auténticas obras de la ingeniería rural de la zona. Pueden alcanzar dimensiones considerables y en determinados casos han sido habilitadas para la hostelería como lugares de reunión y buen yantar. Estos pequeños museos de tradición y cultura rural, ofrecen una cocina típica y sencilla que tiene sus asiento fundamental en la calidad de los productos de la tierra.

Villabrázaro
Situado en la Ruta de la Plata, esta población es desde antiguo, lugar obligado de paso para los peregrinos.

Maire de Castroponce
Iglesia parroquial de la Natividad. En su interior destaca un buen artesonado.

Coomonte de la Vega
Enclavado en un llano al que amenizan las aguas del Órbigo. Su Iglesia parroquial alberga un interesante altar mayor en el que se recoge todo el repertorio iconográfico de la vida de San Juan Bautista. (Desde esta localidad nos acercamos al Puente de la Vizana para continuar ruta y retornar en dirección a Benavente).

Pobladura del Valle
Conocido por sus bodegas típicas, algunas de ellas adaptadas como mesones-restaurante. Estas bodegas guardan en el regazo de la madre tierra, algunos de los mejores caldos de la comarca.

San Román del Valle
En sus inmediaciones y siguiendo el camino que discurre entre un nutrido grupo de bodegas, se encuentran las ruinas del antiguo Convento de la Orden Terciaria Franciscana. De su capilla procede el magnífico artesonado mudéjar instalado en la torre del Caracol de Benavente.

La Torre del Valle
Cuenta con uno de los mejores ejemplos representativos de concentración de bodegas en las proximidades de su Iglesia Parroquial.

 

RUTA DE LA POLVOROSA

Esta rica vega conocida en los documentos medievales como Polvoraria y ribereña del río Órbigo, comprende buena parte de los pueblos de la comarca situados en su margen derecho. En su conjunto está formada Polvorosa, por tierras bajas de aluvión recorridas por canales y acequias, muy aptas para los cultivos de huerta.

Manganeses de la Polvorosa
Iglesia de San Vicente Mártir del S. XVI de tres naves. Su crucero está adornado con una sencilla armadura morisca. El altar mayor de estilo neoclásico presenta cinco tablas con escenas del nacimiento de Jesús. Aula arqueológica donde se muestran los hallazgos del yacimiento del Castro de la Corona o del Pesadero, con reproducción de cabañas celtas y alfar romano. Desde lo alto de este antiguo asentamiento celta y romano, se pueden contemplar unas excepcionales vistas de la zona.

Santa Cristina de la Polvorosa
Su historia está marcada por su proximidad al Órbigo y al puente al que da nombre. Es una de las localidades más dinámicas de la comarca, contando con una cuidada playa fluvial y camping municipal.

Arcos de la Polvorosa
Sitúan en su término el antiguo puente medieval llamado de Deustamben.

Milles de la Polvorosa
La confluencia en la zona de los ríos Esla y Tera han convertido su termino en los últimos años en un lugar de afluencia durante los meses estivales.

Santa Colomba de las Monjas
Históricamente estuvo vinculada al Monasterio de religiosas cistercienses que habitaron en el lugar entre los siglos XII al XVI.

Villanueva de Azoague
En cuyo termino concluyen los ríos Esla y Órbigo. En el recinto de la fábrica azucarera se encuentra el Museo del Azúcar (antigua Casa del Administrador), donde se recogen los útiles de elaboración de este producto a lo largo de su historia. Iglesia de la Asunción. En el interior es de mencionar su artesonado y coro.

 

OTRAS

Castrotorafe
A 37 Km. por la N-630. Tiene su origen en un castro de la edad del hierro, y se produjo su decadencia en el siglo XVII. Entre sus ruinas se conservan parte del castillo y su muralla.

Mombuey
A 50 Km. por la N-525. Torre románica de gran mérito del siglo XII.

Puebla de Sanabria
A 84 Km. por la N-525. Destaca su castillo e iglesia románica. A 12 Km. se encuentra el Lago de Sanabria, paraíso natural, lugar de veraneo con paisajes de gran interés.

Tábara
A 43 Km. por la N-630. Importante iglesia parroquial románica, con torre de planta cuadrada.

Toral de los Guzmanes
A 35 Km. por la N-630. Posee el Museo del Botijo. Una de las colecciones de botijos más completas del mundo, con botijos de todo el mundo.

Villafáfila
A 28 Km. por la N-VI. Importante parque natural. Destacan sus lagunas donde se pueden admirar la gran variedad de aves migratorias que utilizan este enclave como descanso en sus migraciones.

Villalpando
A 30 Km. por la N-VI. Ciudad con marcado carácter medieval. Conserva granparte de sus antiguas murallas. Iglesia de San Andrés, Santa María la Antigua, San Nicolás, San Pedro, San Lorenzo y San Miguel.

Villanueva del Campo
A 20 Km. por la N-610. Destacamos su iglesia de San Andrés, obra del siglo XVI, siendo lo más destacable su retablo principal.

Otras Ciudades

Benavente ofrece la posibilidad, por ser un importante cruce de caminos, de desplazarse a otros puntos culturales y monumentales como pueden ser: Astorga a 64 Km., León a 65 Km., Toro a 78 Km. ó Zamora a 63 Km.

 

www.benavente.net
Copyright © 2000-2017 Exito Empresarial S.L. Reservados todos los derechos.