El toril preparado para recibir a «Siguiñuelo»

El Ayuntamiento de Benavente ha presentado la segunda fase de actuación de mejora del Toril, días antes de la llegada de Siguiñuelo. El alcalde de Benavente junto a la concejala de Fiestas, han presentado las obras que conforman esta segunda fase. Esta segunda fase de las obras tuvo que paralizar tras las llegada de la COVID-19.

Las mejoras consisten en una reducción del ancho de la manga por la que se conduce al toro hasta el mueco para evitar que se diese la vuelta o la colocación de unas barreras que limitan la visión del astado. Unas actuaciones que pretenden aumentar la seguridad de las personas encargadas de esta gestión. 

Luciano Huerga ha hecho alusión a una primera fase de actuación que se realizó antes de la llegada de la pandemia donde el Ayuntamiento de Benavente modernizó los corrales interiores. Estas primeras obras supusieron un cambio integral en las dependencias del toril con el objetivo de beneficiar el bienestar y proteger al animal.

A mayores se llevó a cabo la construcción de un nuevo mueco especial donde se coloca la maroma al toro. La intención de esta modificación buscaba que el astado perdiese las menores fuerzas posibles y mayor seguridad para los enmaromados. “Hemos construido lo que queríamos desde el primer momento, un toril del Siglo XXI, que protegiese de verdad al animal y que también los benaventanos pudiesen verlo de la mejor manera posible los momentos previos a la carrera” ha indicado el alcalde de Benavente. 

Patricia Martín, ha añadido que otra de las mejoras que se han llevado a cabo en el toril es la ampliación del tejado de la instalació. Esto permitirá proteger al astado de las inclemencias meteorológicas en los instantes previos de la carrera, haciendo más confortable su estancia. 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.